lunes, agosto 22, 2005

EN LA DISYUNTIVA

¿Me compro "Frances The Mute" de los Mars Volta, original y a veintitantos pesos?

Lo vi, me tenté, la pensé y seguí de largo, aunque bien podría rever mi decisión. L'Via L'Viaquez, The Widow y otros fragmentos que escuché del disco eran simpáticos, pero algo me dice que setenta y tantos minutos de ese menjunje deben hacerse intragables. Quiero opiniones por sí y por no, así decido qué hacer. Piensen por favor en mi bolsillo antes de recomendar la compra a ciegas (y si lo hacen, traten de ser convincentes), la verdad es que me cuesta largar el billete y la cosa tampoco está como para liberar moneda alegremente.

Desde ya, gracias por su colaboración.
(pueril excusa para promover un posteo participativo)

jueves, agosto 18, 2005

CON LA PIBA NO, HIJOS DE PUTA

En pleno hueveo zappinguero me topé ayer con un comercial de Telefónica que, para gran sorpresa mía, reproducía los acordes de Peach, Plum, Pear, esa dulce tonada de Joanna Newsom que supongo muchos ya conocen de memoria. Bueno, en realidad no era exactamente la dulce melodía de Joanna aquello que cayó de sopetón ante mis oídos. A riesgo de equivocarme -tengo que volver a escuchar con atención la musiquita para dar el veredicto definitivo- me pareció con certeza casi TOTAL que el fondo musical del aviso era más bien una variación apócrifa y apenas disimulada del tema en cuestión, como observo que ocurre desde hace un buen tiempo (ya parece costumbre) con mucha música de publicidades.
La estrategia pareciera ser más o menos así: se elige al voleo un track determinado, generalmente con escasa difusión mediática y por ende semidesconocido para el gran público, procediendo luego a rehacerlo calcando al detalle (nota x nota!) toda la instrumentación de la pieza original pero, eso sí, cuidando de introducir mínimas variantes de estilo, como por ejemplo algún nuevo acorde o una leve modificación en el tono y la melodía vocal; supongo que así previenen contratiempos con los autores y se ahorran disgustos a futuro.
Lo que me llamó la atención acá fue notar que un par de acordes de clavicordio (si, viejo, el tema está tocado en un clavicordio) no correspondían a la versión original de Newsom y además la voz parecía como imitada, impostada, algo irreal había ahí, aparte de que la letra mandaba fruta a lo pavote. Repito que puedo estar pifiando, aunque en general suelo tener oído absoluto para estas cuestiones, descuiden.

Ahora bien, lo que me rompe soberanamente las pelotas en este asunto no tiene que ver con la apropiación de la canción en sí misma, por mi que garpen los royalties que correspondan y metan en sus propagandas la musica que se les cante el ojete (no me jodió Search And Destroy ilustrando una propa de Nike, tampoco la reciente llegada de Suicide a la venta de desodorantes, así que menos podría molestarme que pongan a Newsom ofreciendo celulares). Sí me resulta una gigantesca turrada que esta panda de cretinos (mal pagos encima) agarren de queruza un tema AJENO que a continuación será serruchado, montajeado, embadurnado y más luego presentado al vulgo bajo la ilusión de que se está ante una obrita PROPIA.
Ya ni para componer un puto jingle desde cero les da la cabeza a los comemierdas estos? Quizás peco de ingenuo y haya algo en estas prácticas que se me escapa, aunque igual el asunto me huele a canallada por los cuatro costados. No quisiera entrar en cuestiones legales fuera de mi alcance, intuyo que acá se está cubierto en ese aspecto, pero digo, no hay de cualquier forma una figura denominada PLAGIO bajo la cual podrían encuadrarse casos como este?

Si algun visitante ocasional tiene conexiones con el mundillo de la música publicitaria, agradecería que entre a clarificar la cuestión. Esto ya pasó de castaño oscuro y por ahora ando con una vena así. Hasta me tienta contactar a la gente de Drag City para ponerlos al tanto de la situación y sugerir el inicio de acciones legales.

Con la nena no se metan, pedazos de panchos (si el tema llega a ser efectivamente un Newsom al 100%, me corto el izquierdo)

martes, agosto 09, 2005

"La cuestión con Wire es que, en algún momento del '85 u '86 conocí a un tipo que trabajaba en una disquería, fan rabioso de Wire, un grandísimo fanático. Escuché una o dos cosas de ellos y no tuvieron ningún efecto real sobre mí. Pero de repente un día me pegó el que algunas de las cosas que estaban haciendo tenían diez años de antiguedad, y fue muy extraño, como 'Qué es esta música?' Otras cosas eran muy accesibles, casi beatlescas, con armonías y voces agradables. Pensé que era muy liberador el que alguien hiciese eso, porque había un par de bandas en el pasado que eran así. Pero siempre que daba con algún ejemplo nuevo, el que eso estuviese hecho diez años antes significaba mucho para mí, y me ayudó a completar la idea de lo que podíamos hacer. Cuando nos llegó la idea de versionar a Wire, pensé que sería bueno hacer una de aquellas canciones de Wire que me inspiraron, supongo, a no tener miedo de ser una banda pop. No una banda pop intentando ser estrellas pop, sino en el sentido que estás componiendo música que es pop, sencilla, música instintiva, pero también estás haciendo otras cosas, porque eso surge de la misma forma, en lugar de ponerte límites y decir 'Bueno, no podemos hacer eso, es demasiado accesible'. Para mí es como una gran tragedia cuando la gente actúa así. A menudo te preguntás sobre ciertas bandas, escriben buenas canciones y después no las tocan porque suenan demasiado bien, o demasiado melosas, o las alejan de los climas que consiguieron? Como Metallica, siempre tienen que estar dentro de un área determinada, tienen que ser Metallica. No sé, me gusta la idea de gente que puede tocar lo que sea, un poco a la manera de lo que hacía Velvet Underground."

(Kevin Shields entrevistado por Ned Raggett, 1996 aparentemente)

http://kuci.org/text/interviews/mbv.html