miércoles, noviembre 23, 2005

CHIRPEANDO DURO


El cambio de valores musicales en el ámbito del rock independiente yanqui es una tendencia firme en los últimos tiempos: su principal síntoma -al menos el que me interesa tratar ahora- es el abandono paulatino de ese *amateurismo rabioso como plataforma creativa* llevado de insignia dominante desde los estertores del punk rock y que tuvo su eclosión durante buena parte de la década pasada a partir del auge de las hordas low-fi / noisepoperas. Ya sea como reacción inevitable ante el agotamiento del menos es más arrastrado por las generaciones previas, o también en buena medida porque géneros que solían verse de costado dentro del ámbito indie por resultar antitéticos con las fòrmulas primigenias (jazz, progresivo, metal, o la amenaza del instrumentista PRO) en algún punto empezaron a ser revisitados por músicos afortunadamente menos permeables a tales resquemores, lo cierto es que buena parte de la historia actual marca una firme tendencia hacia la creación de construcciones sonoras complejas y al dominio técnico abrumador como señales de identidad por parte de músicos noveles, algo que a mí en particular me resulta casi inédito. INDIE ROCKERS VIRTUOSOS???? Así es, y todavía hay mucha tela por cortar según parece.

Para ilustrar esto, nada mejor que el fenómeno de los power duos, encarnado entre otros por los muy visibles Lightning Bolt, los bestiales Orthrelm (sobre quienes debería escribir en extenso alguna vez), o esa máquina demoledora llamada Hella que paso a considerar ahora mismo. Provenientes de Sacramento, Zach Hill (batería) y Spencer Seim (guitarra) son los padres de la criatura, tipos de destreza notoria en el manejo de sus herramientas de trabajo que parecen estar redefiniéndose constantemente en cuanto a sus búsquedas sonoras. Aunque ya hay abundante discografía para consultar y mucho por descubrir en el trabajo de estos dos, en sus incendiarios sets en vivo parece estar la clave de todo: auténticas carnicerías instrumentales donde se suele tocar al límite de cualquier posibilidad física (ver pics) y expresiva, mientras el afortunado testigo atraviesa la marea con el culo en la boca. Comprobar lo dicho en este reciente show que se pone a disposición en la frondosa sección de audio del Internet Archive. Hella en agosto pasado, con la formación aumentada a cuarteto. La calidad de sonido es más que aceptable y permite apreciar con nitidez la inhumana metralla percusiva descargada por ese demente que es Zach Hill, un verdadero prodigio de talento e inventiva al servicio de los parches, de esa clase de músicos que te fuerza a reevaluar la forma en que es posible acercarse a un instrumento determinado. Genio puro.

Hella - Portland, Oregon, 28-8-2005



Acá el tracklist, no incluído en el link que proveo.
BAJENLO, NO ME HAGAN POSTEAR AL PEDO!

01 Hello great architect of the universe
02 Gold mine, gold yours
03 I'm quitting the cult
04 Big time and the kid
05 Better get a broom / Song from uncle
06 Your DJ children / Been a long time cousin
07 Imaginary friends
08 (no identificado)
09 Dad for song
10 Black metal blues-Black mold
11 Earth's first evening Jimi Hendrix
12 Welcome to the jungle baby, You're gonna live